El tiempo feliz tiene una extensión muy visible en el país de la memoria y, además, un clima propicio y una luz deliciosa pero es evanescente, se desmorona apenas evocado, muy a menudo sólo quedan de él esbozos fugitivos, fogonazos.

JOSÉ MARÍA MERINO

BUSCA EN ESTE BLOG

07 noviembre 2016

QUÉ ARTE... MESOPOTÁMICO



              Segunda entrega del interesantísimo proyecto de José Antonio Ortega con sus alumnos de Primero de la E.S.O.

               Ahora le toca el turno a Mesopotamia y su escritura cuneiforme.










               Los alumnos disfrutaron y aprendieron (¡qué mas se puede pedir...!).


Jesús Taranilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario