El tiempo feliz tiene una extensión muy visible en el país de la memoria y, además, un clima propicio y una luz deliciosa pero es evanescente, se desmorona apenas evocado, muy a menudo sólo quedan de él esbozos fugitivos, fogonazos.

JOSÉ MARÍA MERINO

BUSCA EN ESTE BLOG

27 octubre 2014

HAY TIEMPO PARA TODO...


               Pues eso, que la profesora Sara Fernández, del Departamento de Geografía e Historia, decidió ponerse manos a la obra con algo que no fueran sus clases. 


               Decidió crear un juego para estudiar los emblemas y los chavales se pusieron a ello.

               Además de la satisfacción intrínseca, tuvieron otra recompensa.


               ¡¡¡Enhorabuena!!!

Jesús Taranilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario