El tiempo feliz tiene una extensión muy visible en el país de la memoria y, además, un clima propicio y una luz deliciosa pero es evanescente, se desmorona apenas evocado, muy a menudo sólo quedan de él esbozos fugitivos, fogonazos.

JOSÉ MARÍA MERINO

BUSCA EN ESTE BLOG

17 marzo 2010

DOS POR UNA

Los alumnos del segundo curso de la E.S.O. de nuestro centro tuvieron la inmensa suerte de tener doble ración de escritoras el martes, día 16 al poder asistir a las charlas de Blanca Álvarez (EL ESCRITOR ASESINO, Edebé, Col. 'Periscopio') y María Menéndez Ponte (LAS DOS CARAS DEL PLAYBOY, MALDITA ADOLESCENTE, S.M., Col. 'Gran Angular').


En ambos casos, las charlas fueron un completo éxito y sobrepasaron las meras presentaciones de los libros citados pues las autoras se sintieron muy a gusto y atendieron todo tipo de inquietudes y preguntas de los alumnos, que se interesaron por los aspectos de creación y cualquier otro tipo que tuviera que ver con el oficio literario.


Vaya por delante nuestro agradecimiento a las dos escritoras, a los comerciales de zona de ambas editoriales (Juanjo, de Edebé, y Pilar, de S.M.), a los profesores acompañantes y a los alumnos por su más que aceptable comportamiento durante ambos actos.


BLANCA ÁLVAREZ







En su visita, como ya ha sucedido otras veces, los alumnos se vieron atraídos desde un principio por la variedad de temas y la agilidad y dinamismo con los que los trataba y relacionaba.

Dialogamos, por ejemplo,  sobre lo efímero de la fama, sobre literatura erótica, propuso Blanca un relato-enigma para mostrar a los alumnos las trampas y entresijos de la creación literaria, sus sobreentendidos y mensajes ocultos…, tocamos el tema tan de moda del renacer de la literatura gótica y de vampiros que poco tiene que ver con la clásica (frase de la autora: “en cierto modo, los escritores somos vampiros de almas”) y de la música de esos estilos, entablándose un ameno intercambio de pareceres entre Blanca y los alumnos más ‘fans’ de estas artes… ¡En fin!








MARÍA MENÉNDEZ PONTE








La escritora gallega, una veterana del ‘gremio’ en su juventud, y una de las más leídas y apreciadas por nuestros alumnos, hizo un somero repaso a algunas de sus obras, incluidas las que eran motivo de su visita, Las dos caras del Playboy y Maldita adolescente.

Reconoció que su propia vida le sirve muchas veces de apoyo o de asunto para sus libros y que, incluso, utiliza situaciones y anécdotas suyas y de su familia para aquéllos. Por ejemplo, en Las dos caras del Playboy, alguna de las peripecias y aventuras de los protagonistas son trasunto de otras sucedidas a sus hijos más pequeños y en Maldita adolescente aparecen reflejadas muchas de las preocupaciones de una de sus hijas, en esa edad tan complicada y contradictoria que es la adolescencia no sólo en lo educativo y social sino también en lo afectivo y social.

También se habló de otros muchos asuntos, entre los que me llamó la atención cómo María, autora de éxito, relataba las dificultades con las que, a veces, topaba para encontrar editorial para algunas de sus obras porque, en el ámbito de la literatura juvenil, no siempre se entrelazan con facilidad las ‘necesidades’ temáticas del momento –por modas, por competencia entre empresas, por…- y las apetencias del escritor y viceversa, tema también tratado por Blanca.


De hecho, ambas escritoras comentaron la paradoja de la necesidad y el beneficio de los encargos siempre y cuando se les dejara un margen amplio de libertad creadora y creativa del que gozan ambas gracias a su asentado prestigio en los ambientes literarios.



REPRESENTACIÓN DEL CLUB DE LECTURA DE MADRES CON MARÍA MENÉNEZ PONTE Y ANA SANTOS



Por supuesto, no faltó en ambos casos, el apartado de preguntas y respuestas sobre la labor de la escritura, la metodología empleada por la escritora y todo tipo de asuntos relacionados con aquéllas. Tampoco la firma y dedicatoria de ejemplares a los alumnos y la firma en el libro de visitas de la biblioteca.

Ana Santos y Jesús Taranilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario